BELLEZA CON ESTILO

EL BOTOX COMO SOLUCIÓN A LA HIPERHIDROSIS

Deja un comentario

Hiperhidrosis

Seguramente habéis oído hablar del botox para borrar las lineas de expresión, pero es probable que pocas conozcáis que se puede utilizar también para eliminar el sudor. Como lo oís. El botox es un producto que cada vez se está demandando más para solucionar problemas de hiperhidrosis.

El sudor, es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo, es necesario para la regulación de la temperatura corporal y para la eliminación de toxinas. Pero cuando la sudoración es producida por un estado emocional, por ejemplo de nerviosismo o estrés se trata de una enfermedad, denominada “hiperhidrosis”, produciendo una gran inseguridad en las personas que la padecen. Para ellas va dedicado hoy mi post, para que conozcan que hay una alternativa para ésto y que no tiene efectos secundarios. El sudor lo produce la glándula sudorípara y las zonas más habituales donde se reflejan son en las palmas de las manos, la cara y las axilas.

¿En que consiste el tratamiento?

Es un procedimiento médico. Primeramente se debe hacer un historial clínico por si hay alguna contraindicación y conocer al paciente. Sólo se necesita una sesión para conseguir resultados óptimos. Se realizan una serie de inyecciones en la zona a tratar con una aguja muy fina, con lo cual las molestias son mínimas. La sesión suele durar 20 minutos aproximadamente.

No es un tratamiento agresivo, ni se tienen efectos secundarios después de la sesión. El botox lo que hace es ejercer un bloqueo selectivo de la función de las glándulas sudoríparas con lo cual, inhibe la secreción del sudor.

botox[1]

¿En que zonas se realiza?

Como os he comentado anteriormente se utiliza en cualquier zona en la seamos más propensos a producir sudor, las más comunes son las axilas y las manos, de las cuales, os quiero explicar la técnica que se utiliza para cada una de ellas.

En la zona Axilar

Para conocer la zona donde pinchar, el médico suele hacer el “Test de Lugol”,que consiste en pintar la zona a tratar con yodo y espolvorear polvo de almidón sobre ella. La zona en donde el almidón se vuelve negro, es la zona a tratar. El resultado persiste durante 6 u 8 meses, depende de cada caso.

En la zona de las palmas de las manos o pies

En éstas zonas el tratamiento es más meticuloso y hay que tener más cuidado. Se realiza bajo anestesia local, inyectando el producto en 40 puntos, debajo de la piel de la zona. Los resultados se empiezan a notar a partir del cuarto día y suelen durar el efecto entre 6 u 8 meses.

Si eres una persona que padece éste problema, no te lo pienses más, los resultados son bastante buenos, siempre y cuando te pongas en manos de un buen profesional. Las sesiones suelen costar alrededor de los 500 euros. ¿ Qué os parece el tratamiento ahora que lo conocéis?

Anuncios

Autor: Cristina Tejero

Aprende trucos de belleza, lo último en medicina y cirugía estética, consejos de nutrición y mucho más. Blog: http://bellezaconestilo.es/ Twitter: @belleza_con

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s